Diferencias entre Evasión y Elusión Fiscal

Video explicativo: Evasión y Elusión tributaria – Qué son y diferencias

En materia fiscal, los individuos pueden recurrir a prácticas para reducir o evitar pagar impuestos, estas prácticas se califican como evasión o como elusión fiscal. Ambos conceptos son distintos siendo sus consecuencias muy diferentes. Hoy lo explicaremos en profundidad.

¿Qué es la elusión tributaria?

La elusión fiscal es el comportamiento de una persona que, para lograr su objetivo de pagar menos impuestos, aplica una norma tributaria de manera que se desvía de la finalidad para la que fue diseñada por el legislador.

Es decir, el objetivo de la elusión fiscal es pagar la menor cantidad posible de impuestos dentro de los límites establecidos por la ley, a veces aprovechando las lagunas legales que tiene la legislación de los países donde se aplica. 

Con este comportamiento que algunas veces constituye una infracción ya que se mueve muy cerca de los límites de la legalidad, el individuo persigue alcanzar un resultado económico que le permita pagar menos impuestos.

Este sería el caso, por ejemplo, si el individuo presenta una declaración de la renta falsa para obtener una determinada subvención y una vez obtenida presentará una declaración suplementaria tratando de rectificar el supuesto olvido. Otro caso sería realizar ventas que realmente encubren donaciones.

También existen algunas prácticas que sacan provecho de los tratados de doble imposición o de la libre circulación de capitales para evitar ciertos impuestos

Es la situación, por ejemplo, de ciertas empresas que ubican su sede en países con impuestos de sociedades más bajos, como Irlanda, en un entorno de libre circulación de capitales como es la Unión Europea y trasladan allí los beneficios obtenidos en el resto de países.

En resumidas cuentas, la elusión fiscal es una práctica que trata de sortear la ley y aprovechar los vacíos legales existentes. Sobre todo se suele llevar a cabo por las grandes empresas, las cuales se aprovechan de una disposición fiscal que tenía otra finalidad para obtener así determinadas exenciones, deducciones y bonificaciones fiscales.

¿Qué es la evasión tributaria?

La evasión es una conducta similar al fraude fiscal, que se manifiesta cuando no se pagan los impuestos correspondientes ya que se ha ocultado información o ingresos.

Este comportamiento fraudulento incluye, por ejemplo, operaciones en las que no se desembolsa el IVA, la falsificación de facturas para reducir tus ingresos y consecuentemente la cantidad de impuestos a pagar, el registro de sociedades en territorios considerados paraísos fiscales o el uso de testaferros, es decir, personas que actúan como supuestos propietarios de una empresa cuando en la realidad no poseen ningún control sobre ella.

En definitiva, la evasión fiscal, consiste en eludir el pago de la mayor parte o la totalidad de los impuestos mediante prácticas ilícitas. Es simplemente el incumplimiento de la ley, lo que sin duda es ilegal.

Diferencias entre elusión y evasión tributaria

Ahora que hemos explicado ambos conceptos podemos observar que la diferencia fundamental entre elusión y evasión tributaria radica en la legalidad. Es decir, la finalidad de pagar menos impuestos es la misma en ambos conceptos, sin embargo en la elusión se busca dicho objetivo dentro de los límites de la legalidad mientras que la evasión tributaria se hace mediante prácticas ilegales que tienen consecuencias penales. 

Como bien explica el Presidente de Gestha, el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda:

“La delgada línea roja entre la elusión y la evasión reside en un aspecto puramente legal: unos los que pueden, se zafan de Hacienda con todas las de la ley, mientras que otros, pudientes y no pudientes, esquivan el pago de impuestos defraudando, sin prestar atención a la letra pequeña”, 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *