Economía mixta

Video explicativo: ¿Qué es la economía mixta?

¿Qué es la economía mixta?

Un sistema económico mixto es aquel en el que el estado interviene para regular su funcionamiento, pero la asignación de recursos se resuelve mediante las leyes de la oferta y la demanda o lo que es lo mismo mediante la interacción de vendedores y consumidores 

Es decir, una economía mixta mezcla elementos de las economías capitalistas como el derecho de propiedad privada, el libre comercio y la privatización de empresas, con elementos de las economías planificadas como la regulación, el estado del bienestar y la redistribución de la riqueza a través de impuestos y subvenciones para establecer una sociedad más equitativa.

En las economías mixtas, existe un cierto nivel de libertad económica para que el sector privado pueda decidir el uso del capital y buscar beneficios. Al mismo tiempo, el gobierno puede intervenir en algunas actividades económicas e industrias cubriendo los fallos del mercado. 

Por tanto, en un sistema económico mixto coexisten el sector privado y el sector público.

Actualmente, la mayoría de las naciones del mundo funcionan con algún tipo de sistema de economía mixta. Dependiendo del país, este sistema estará más cerca de una economía capitalista o de una economía planificada, pero siempre tendrá un porcentaje de ambas.

Por ejemplo, España es un país que cuenta con un sistema económico mixto, ya que deja la propiedad de los medios de producción en manos mayoritariamente privadas, pero incorpora elementos como las subvenciones a la agricultura y la ganadería, la regulación de ciertas industrias y la propiedad pública parcial o total de algunos sectores como la sanidad, la defensa nacional y la educación.

Características de la economía mixta

1. Coexistencia de los sectores privado y público

La coexistencia de los sectores público y privado es la característica más destacada de la economía mixta. En la economía mixta, funcionan tanto las empresas del sector público como las del sector privado. El beneficio será el objetivo principal de las empresas del sector privado. Por el contrario, las empresas del sector público son entidades centradas en el bienestar social.

2. Existencia de empresas mixtas

Las empresas mixtas son aquellas empresas cuyo capital proviene tanto del Gobierno como de inversores privados. 

3. Intervención del estado en la economía

Una economía mixta permite que algunos sectores funcionen libremente o con muy pocas restricciones, tal cómo lo harían en una economía de mercado. Sin embargo, en otros sectores, como la industria del motor o la farmacéutica son regulados de forma muy estricta ya que se debe cumplir con una serie de procesos y con unos estándares mínimos de calidad que garanticen la seguridad. 

4. Propiedad privada

En la economía mixta, las empresas privadas y los individuos tienen derecho a poseer, utilizar y proteger la propiedad privada.

5. La seguridad social y el estado del bienestar

La presencia de la seguridad social es una especie de híbrido entre una economía de mercado, en la que no se proporciona ninguna ayuda, y una economía planificada, en la que los ingresos los proporciona únicamente el gobierno. Gracias a la seguridad social, los grupos más desfavorecidos de la sociedad como son los discapacitados, los desempleados y los ancianos, pueden seguir hacia delante y no quedar desamparados como si que quedarían en una economía de mercado

6. Protección de los derechos de los consumidores

Al igual que en las economías de mercado, el consumidor es libre de comprar cualquier producto que desee. Ahora bien, en las economías mixtas, gracias a la actuación del gobierno, los derechos de los consumidores están protegidos y los precios de los productos son regulados para que no sean explotados por empresas privadas.

7. Protección de los derechos laborales

El gobierno también protege los derechos laborales de los trabajadores. Por ejemplo, algunas de las medidas adoptadas para proteger estos derechos son el salario mínimo interprofesional o los convenios colectivos.

8. Ley de la oferta y la demanda

Los precios de los bienes y servicios son determinados por las fuerzas del mercado. Sin embargo, el gobierno puede regular algunos bienes. Por ejemplo, la mayoría de los países incrementan el precio de las bebidas alcohólicas y de los cigarrillos mediante impuestos especiales para desincentivar su consumo. Lo contrario también puede suceder, por ejemplo durante la crisis del coronavirus, la mayoría de los países han eliminado el impuesto a las mascarillas para reducir su precio.

Ventajas de la economía mixta

Combinando las características de la economía de mercado y de la economía planificada, un sistema económico mixto conlleva ventajas de ambos lados.

1. Asignación eficiente de los recursos

En el sector privado, los recursos se asignan de forma eficiente allí donde más se necesitan. De este modo, se pueden satisfacer mejor las necesidades de los clientes.

2. Incentivos para la innovación y la eficiencia de la producción

En un mercado libre con competencia, las empresas que pueden producir de forma más eficiente son recompensadas con mayores beneficios. De esta manera, las empresas destinan parte de su capital a la innovación con el principal objetivo de mejorar sus productos y de conseguir una mayor eficiencia en sus métodos de producción. Gracias a esta guerra continua entre las empresas, los clientes siempre van a recibir el mejor valor por lo que han pagado. 

3. Apoyo del gobierno

El sector público en una economía mixta alivia las desventajas de una economía de mercado. Las empresas privadas podrían descuidar algunos sectores que son esenciales para la sociedad debido a su baja rentabilidad. En estos casos, la intervención del gobierno permite apoyar estos sectores clave, como la educación, la defensa y la industria aeroespacial, a través de subvenciones o mediante la creación de empresas públicas. Por ejemplo, si nos fijamos en la educación, está no sólo proporciona un beneficio directo al estudiante, sino que también proporciona un beneficio indirecto a la sociedad. Una sociedad con educación y estudios se traduce en empleados más productivos y eficientes lo que reduce el coste de los bienes y servicios para las empresas 

Gracias a la intervención del gobierno también se regulan los monopolios que se daban en la economía de mercado a través de las famosas leyes antimonopolio que prohíben toda clase de contactos entre compañías que tengan por objeto distorsionar el libre juego de la competencia. Por ejemplo, todas las empresas eléctricas contactan y se unen para fijar un precio muy alto a la electricidad. Su objetivo final, por tanto, es proteger a los consumidores de tácticas abusivas por parte de estas empresas.

4. Se reducen las desigualdades entre ricos y pobres

Las economías mixtas se apoyan en el estado del bienestar para reducir las desigualdades entre ricos y pobres. Este estado del bienestar suele financiarse a través de los impuestos ya que son una herramienta eficaz para reducir la desigualdad mediante la redistribución de los ingresos. De esta manera, las personas más ricas pagarán una mayor cantidad de impuestos que las personas con menos recursos. El gobierno destinará todo este dinero recaudado a diferentes programas con el objetivo de ayudar a las personas que tienen rentas más bajas. Por ejemplo, proporcionándoles servicios gratuitos como la sanidad y la educación, viviendas de protección oficial, subsidios para desempleados o cualquier otro programa que tenga como objetivo ayudarles.

Gracias al estado del bienestar se supera uno de los principales inconvenientes de una economía de mercado pura, la cual solo premia a los más competitivos o innovadores y deja a un lado a los grupos más desfavorecidos.

Desventajas de la economía mixta

Una economía mixta también puede asumir todas las desventajas explicadas en ambos sistemas económicos. Sólo dependerá de las características en las que la economía mixta haga hincapié.

1. Falta de apoyo gubernamental

Si la economía goza de demasiada libertad, los grupos desfavorecidos como los ancianos no recibirán suficiente apoyo del gobierno. Por el contrario, si la economía ve una excesiva intervención del gobierno, las empresas se verán desincentivadas para producir de forma eficiente. Es crucial para una economía mixta encontrar un equilibrio.

2. Influencia indebida de las empresas privadas

Las empresas exitosas pueden presionar al gobierno para obtener más subvenciones y exenciones fiscales. Además, las empresas privadas, especialmente las grandes compañías como Bankia, pueden asumir más riesgos porque saben que son demasiado grandes para caer. Es decir, el gobierno las rescatará si caen en crisis económicas. Un ejemplo de ello sucedió tras la crisis financiera del 2008 donde los principales bancos fueron rescatados con el dinero de los contribuyentes mientras que bancos más pequeños quebraron sin recibir esa ayuda. 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *