Teoría científica de la administración de Taylor

Video explicativo: ¿Qué es la teoría científica de la administración y cuáles son sus principios?

¿Qué es la teoría científica de la administración de Taylor?

La teoría científica de la administración fue impulsada principalmente por el ingeniero estadounidense Frederick Winslow Taylor a partir de su obra titulada «Principios de dirección científica» en el año 1911. Su teoría de la organización científica del trabajo supuso un cambio radical de la forma de trabajar hasta entonces basada en la rutina y en las costumbres de cada individuo.

Este cambio lo consiguió utilizando el conocimiento sistematizado y aplicando métodos científicos como la observación y la medición para mejorar la eficiencia de las organizaciones.

De ahí que la teoría científica se define como una metodología que tiene su base en métodos y leyes científicas que permiten aprovechar, de una mejor forma, la jornada laboral evitando pérdidas de tiempo y de dinero en el proceso de producción

Su objetivo fundamental es alcanzar los niveles máximos de productividad y, por lo tanto, de prosperidad.

Principios de la administración científica

Taylor define cuatro principios concretos que se deben seguir para dirigir una empresa en aras de lograr aumentar la producción minimizando los costes. Estos son:

1 – Principio de planeamiento

Consiste en sustituir en el trabajo el criterio individual del operario, la improvisación y la actuación empírico-práctica por los métodos basados en procedimientos científicos. Es decir, sustituir la improvisación por la ciencia, mediante la planeación del método.

Este proceso debe ser elaborado por un grupo de especialistas, los cuales serán responsables de la definición de los procesos operativos que resulten más eficientes y económicos.

Se deberá establecer la cantidad de trabajo que debe realizar cada persona bajo condiciones óptimas. 

2 – Principio de preparación

Este principio pretende ubicar al trabajador más adecuado a cada tipo de trabajo. Para ello se deberá tomar en cuenta las capacidades del trabajador y proporcionar condiciones básicas de bienestar en el trabajo.

Es decir, se busca tener los requerimientos mínimos que debe poseer el trabajador para desempeñar una tarea con eficiencia. Esta selección deberá realizarse de forma sistemática, puesto que cuanto mejor preparado se encuentra una persona para realizar una tarea, más productiva será.

3 – Principio de control

Este principio se basa en controlar el trabajo para certificar que el mismo está siendo ejecutado de acuerdo con las normas establecidas y según el plan previsto.

4 – Principio de la ejecución

Consiste en distribuir las tareas y las responsabilidades a tus trabajadores de forma eficiente y correcta para que la ejecución del trabajo sea disciplinada.

Principios secundarios

Aparte de estos 4 principios principales, Taylor también enunció otros 4 principios secundarios que se deben tener en cuenta para entender y saber aplicar la dirección científica del trabajo. Estos son:

  • Cooperación entre la dirección y los trabajadores. Este principio pretende que los intereses del empresario y de los trabajadores sean los mismos. Para lograrlo propone que la remuneración laboral se realice en función de la productividad del obrero, de manera que el trabajador que más produce gane más dinero.
  • Estudiar el trabajo de los operarios, descomponerlo en sus movimientos elementales y cronometrarlo para después de un análisis cuidadoso, eliminar o reducir los movimientos inútiles y perfeccionar y racionalizar los movimientos útiles.
  • Separación radical entre dirección y trabajo. La dirección se encargaría exclusivamente de dirigir y los operarios de trabajar.
  • Llevar a cabo una organización funcional. Esto significa que cada trabajador recibe órdenes de tantos jefes especialistas como facetas tenga su tarea.

Ventajas y desventajas de la administración científica

Por un lado, entre las ventajas más importantes de la administración científica nos encontramos con que:

  • Se logra un mayor nivel de especialización en los puestos de trabajo.
  • El trabajo de cada obrero se realiza con mayor eficiencia.
  • Se logran mejores resultados con la aplicación de la división del trabajo.
  • Se establece la diferencia entre el trabajo mental y manual.
  • Aumenta la productividad, al remunerar al trabajador conforme a lo que produce.
  • Promueve el desarrollo personal de los trabajadores.

Por otro lado, las desventajas más importantes son las siguientes:

  • La línea de comunicación es descendente, por lo que los obreros deben acatar las normas no pudiendo ni aportar ni opinar.
  • Se pierde la unidad de mando y genera conflicto en los obreros.
  • Se promueve el individualismo para maximizar la eficiencia.

Críticas a la teoría científica de la administración

Dentro de las principales críticas hacia la teoría científica de la administración nos encontramos con las siguientes:

  • Mecanismo de la teoría científica: 

La teoría científica le dio poca atención al elemento humano, se preocupó básicamente por la organización y ejecución de las tareas y por los factores que directamente están relacionados con el cargo y función del operario, es decir el tiempo y el movimiento. 

  • Superespecialización del operario: 

En la búsqueda de la eficiencia, la teoría científica se impuso por la especialización del trabajador a través de la división de las tareas en pasos más sencillos. Sin embargo, esta especialización extrema de las tareas a pesar de aumentar la productividad elimina por completo la satisfacción en el trabajo ya que el trabajador se ve limitado a realizar el mismo paso durante toda su jornada laboral siendo una máquina más de la fábrica, esto provoca que muchos autores hayan llegado a decir que la administración científica del trabajo viola la dignidad humana.

  • Visión microscópica del hombre: 

La teoría científica se refiere al hombre como un empleado tomado individualmente, ignorando que el trabajador es un ser humano y social que necesita de unas relaciones sociales y al cual no se le puede medir su trabajo solo por la fatiga muscular que presente. Esto último es lo que hizo Taylor al considerar los recursos humanos como brazos de la maquinaria industrial.

  • Ausencia de comprobación física: 

La teoría científica es también criticada por el hecho de pretender elaborar una ciencia sin presentar comprobaciones científicas de sus proposiciones y principios. Si que es cierto que el método utilizado por Taylor es un método empírico, sin embargo es un método concreto donde el conocimiento se alcanza por la evidencia y no por la abstracción: es decir al cronometrar las tareas de sus trabajadores se estaba basando en datos aislados, cuando las comprobaciones científicas debían haberse hecho sobre todo el conjunto.

  • Enfoque incompleto de la organización: 

Para muchos autores la teoría científica es incompleta, parcial e inacabada, por restringirse apenas a los aspectos formales de la organización omitiendo completamente la organización informal y principalmente, los aspectos humanos de la organización tales como las relaciones sociales entre los trabajadores o sus preocupaciones en la vida…

  • Enfoque de sistema cerrado: 

Visualiza las empresas como si existieran en el vacío, o como si fuesen entidades autónomas, absolutas y herméticamente cerradas a cualquier influencia venida de fuera de ellas; es decir, se caracteriza por el hecho de visualizar solamente aquello que sucede dentro de una organización, sin tener en cuenta el medio ambiente en que está situada. Esto hace que sea un enfoque de sistema cerrado y su comportamiento sea mecánico, previsible donde sus partes funcionan dentro de una lógica inmodificable.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *